Inicio

Nosotros

Nuestros gatos

Camadas

Fotografías

Info NFO

Enlaces

Blog


Tsavo*ES
 


La Federación Internacional Felina (FIFe) y su Comisión de Salud y Bienestar ha establecido unas recomendaciones con rango de reglas dirigidas a todos los criadores.

Estas reglas son requerimientos mínimos y los miembros nacionales pueden disponer normas más detalladas en sus propios países.

REGLAS PARA CRIADORES SOBRE SALUD Y BIENESTAR DE LOS GATOS

1.- Generalidades

La salud y el bienestar de cada gato adulto o cachorro debe ser el principal interés de todos los criadores y propietarios de gatos y cachorros.
Deben ser fomentadas, la crianza responsable basada en principios genéticos; la prevención de enfermedades y un entorno de cariño y comodidad.
Se deben mantener registros lo más fidedignos posibles en lo que respecta a la salud y crianza de adulto y cachorros.

2.1 General

Los gatos que padezcan anormalidades congénitas no deben ser usados para la crianza ni vendidos como gatos de cría. Los criadores que deseen vender tales cachorros deben solicitar de su Comisión Nacional de Crianza que figure en sus documentos de registro una "restricción de crianza".

2.3 Hembras de cría

2.3.1 Las hembras no deben tener más de tres camadas en veinticuatro meses (2 años), excepto con una aprobación previa de un veterinario colegiado y/o de la Comisión Nacional de Crianza.
Una hembra, la cual requiera repetidas cesáreas en sus partos no debe ser usada en el futuro para la crianza.

3.1 Cuidados Generales

3.1.1 Se debe tener a los gatos adultos y cachorros vacunados regularmente. 
Los gatos enfermos deberán recibir atención veterinaria lo más pronto posible.
Los parásitos tales como pulgas, garrapatas, ácaros, lombrices intestinales, etc. a veces son inevitables, pero todos los gatos deben ser examinados y tratados regularmente.
Deberán tomarse especiales medidas para la prevención y evitar la dispersión de enfermedades virales, bacterianas o fúngicas, lo que implica el uso de vacunas cuando sea posible. 

3.2 Alojamiento

3.2.1 Condiciones Generales

Los lugares de alojamiento de los gatos, las camas, los bebederos, comederos, bandejas de excrementos, etc. deberán mantenerse limpios en todo momento.
Los gatos deberán tener en todo momento agua limpia a su disposición, la comida apropiada a sus circunstancias o la prescrita por el veterinario, artículos para el juego y la actividad así como postes o estantes para saltar o escalar.
Los gatos deberán tener un espacio adecuado para moverse y jugar y deberán disfrutar de un ambiente doméstico en interacción con las personas.
Respecto a las temperaturas, son  aceptables el rango de temperaturas entre 10° C y 35°C pero las temperaturas extremas o inusuales deben matizarse con sistemas de calefacción o aire acondicionado.
Los alojamientos deberán estar bien ventilados de modo que proporcionen aire fresco para evitar malos olores, humedad  y corrientes de aire.
Así mismo deberán disponer de luz natural y artificial cuando sea necesario.
Los materiales para la limpieza y desinfección de suelos, paredes y mobiliario deben estar disponibles en cualquier momento.
Aunque los gatos, individualmente disfrutan de la compañía de otros gatos, debe evitarse la súper población, puesto que ésta conduce a situaciones de estrés y agresividad, y aún más importante incrementan las posibilidades de contraer enfermedades.
A cada adulto o cachorro se le deberá proporcionar atención diaria e individualizada, esto debería incluir el manejo de los gatos, lo cual permite comprobar diariamente el estado de salud de los mismos.

3.2.2 Alojamiento separado.

Donde el alojamiento de los gatos esté separado del ambiente doméstico, deberá establecerse un sistema en el que prime el mejor manejo y asistencia de los mismos. Bajo estas condiciones se requerirá un espacio de un mínimo de 6 metros cuadrados de suelo con una altura de al menos 1,80 metros por gato. Deberá existir más de una estructura a diferentes niveles y zonas de reposo y/o refugio contra las inclemencias climatológicas. Todas las zonas mencionadas deberán tener fácil acceso para las personas. En alojamientos al aire libre deberán existir zonas de sombra para proteger a los gatos de la exposición directa a los rayos solares, así mismo deben contar con accesos fáciles a lugares secos, en el caso de lluvia o nieve. Las zonas de alojamiento deben estar construidas con sistemas de drenaje.

3.3 Realojamiento de los Gatos

3.3.1 Cualquier acuerdo o limitación con los compradores de cachorros o el uso de machos reproductores deberá realizarse por escrito para evitar posteriores malentendidos.

3.3.3 Cachorros
3.3.31. Los cachorros no deberán marchar con el nuevo propietario antes de las 12 semanas de edad y habiéndose vacunados completamente contra la panleucopenia y gripe, a menos que el veterinario indique lo contrario.

3.4 Machos Reproductores

Los machos reproductores, que deban vivir en alojamientos separados dispondrán de un mínimo de 6 metros cuadrados de suelo  con una altura mínima de 1,80 metros, de los cuales al menos 2 metros cuadrados serán cerrados y a prueba de las inclemencias del clima. Si este alojamiento es compartido, el espacio disponible deberá ser más grande. En todos los alojamientos deberá existir diferentes niveles y una zona de reposo y/o refugio. Todas estas zonas deberá ser accesibles a las personas.

3.5 Hembras de Cría

Todos los partos deberán ser atendidos por el criador/propietario para prevenir los  problemas que puedan surgir.
Las hembras próximas al parto o los cachorros no destetados deberán tener la posibilidad de disponer de un espacio / zona separada.


Volver / Back